Lecciones aprendidas durante la pandemia


Oscar Torres

MBA. Coach de negocios y Socio de Engage & Grow Costa Rica

About | Conectar

 

Luego de más de cincuenta días de tránsito limitado de personas por causa del COVID-19, comparto con ustedes las lecciones de vida más importantes que he aprendido de este acontecimiento histórico. Lo siguiente demuestra una vez más que ante los desafíos de la vida, siempre es posible mejorar a nivel personal y profesional:

 

    • Vivir con poco

Durante todos estos días en nuestro país, hemos sido capaces de hacer tele trabajo, estudiar, hacer conferencias virtuales con nuestros familiares y amigos, mejorar la casa, compartir ideas y emociones en redes sociales, en resumen, hemos logrado hacer vida casi normal con excepción de nuestra interacción física con personas queridas fuera de nuestro núcleo familiar y la práctica de nuestra vida espiritual en comunidad.

No solamente aprendimos a vivir con poco, sino que en adelante debemos revisar nuestro estilo de vida porque podemos continuar nuestro día a día, agregando muy pocos bienes y servicios adicionales para tener satisfechas nuestras principales necesidades, una vez que pasemos al “nuevo normal.”

 

 

    • Fragilidad

La vida es más frágil de lo que pensábamos. Al momento de escribir este blog, con fuente de la Universidad de John Hopkins en Estados Unidos, se han contagiado más de 3.5 millones de personas alrededor del mundo y han muerto cerca de 250 mil, para una tasa de mortalidad mundial de 7,1%. Además, la pandemia está lejos de estar controlada y las autoridades de salud nos advierten de mantener las medidas de seguridad indicadas para evitar una segunda y hasta tercera ola que sea más intensa que esta primera fase que inició a partir de diciembre del 2019 en China. Hay cuatro acciones que están bajo nuestro control y que pueden mejorar nuestro sistema inmunológico: comer y dormir bien, practicar algún deporte y hacer buenas obras. Con esto lograremos estar sanos en cuerpo, mente y espíritu.

Por su parte, a nivel de las empresas, al 22 de abril, más de 7,000 han solicitado modificación de contratos de trabajo en sus modalidades de suspensión y modificación de jornadas laborales, además de más de 200 mil personas que han sido cesadas por la paralización de la actividad económica. La liquidez ha sido el conductor de valor más importante que las empresas han debido cuidar para evitar caer en bancarrota. En este sentido, se recomienda a las empresas un manejo del flujo de caja con base en una Política de Administración de Fondos que tenga como objetivo principal la seguridad en la gestión estratégica del efectivo.

 

 

    • Solidaridad

Los habitantes de nuestro país nos hemos apoyado de manera incondicional ante esta difícil situación. Se cuentan con muchísimos ejemplos de personas y organizaciones haciendo campañas de recolección de productos para atenuar en parte, lo difícil que ha resultado la disminución en el consumo básico de las familias que han visto desaparecer o disminuir sus fuentes de ingresos.

También hay ejemplos de empresas que siguen donando víveres en varias localidades del país.

Particularmente me encantó una iniciativa que observé en un noticiero dónde en un reportaje muestran como a la entrada de un residencial habían mesas con bienes de consumo no perecedero con la leyenda “ si tienes dona y si necesitas toma”.

La solidaridad es un valor que se caracteriza por la colaboración mutua que existe entre los individuos y en Costa Rica se ha manifestado no solamente a través de la donación de productos sino también con decisiones de consumir productos y servicios nacionales para ayudar a muchas personas en nuestro país que se encuentran en situaciones difíciles para salir adelante y recuperarse de esta situación.

 

    • El recurso humano: el activo más importante de las empresas

El recurso humano ha mostrado su mejor versión en este tiempo de pandemia. Salvo en las industrias que han visto reducidas o desaparecidas por completo las personas para operar como el caso de turismo y actividades encadenadas, comidas y bebidas fuera del hogar, industria del entretenimiento presencial, comercio no electrónico, servicios y otras tantas, el recurso humano no solamente ha cumplido con las expectativas sino que las ha superado. De manera virtual se han encargado de liderar equipos de trabajo, cumplir metas individuales y grupales, han formado parte de Comités de emergencia ante la crisis, se han realizado video conferencias para concluir exitosamente periodos lectivos tanto en Universidades como en Colegios y se han mantenido accesibles a toda hora. Además de ello, han aceptado rebajas voluntarias de salario no solamente para mantener sus trabajos sino también para ayudar a las empresas en la complicada situación de liquidez que enfrentan en este momento.

Esto nos hace pensar que las empresas deben invertir permanentemente en sus colaboradores para mantenerlos física, mental y emocionalmente sanos para lograr y superar los principales indicadores claves del negocio.

 

 

    • La tecnología es indispensable

Si hay un factor que ha compensado la caída del PIB a nivel mundial y en Costa Rica es el uso intensivo de la tecnología. Ahora las reuniones de trabajo, las clases en algunas universidades y colegios son virtuales, las personas solicitan comida y medicamentos en forma electrónica con entregas a domicilio, las familias se comunican con video llamadas y los amigos organizan fiestas en apps. Aparte de ello, el comercio electrónico ha crecido cerca de un 50% respecto al año anterior como consecuencia del problema sanitario originado por el COVID -19.

Hoy más que nunca las empresas y las personas hemos aprendido la importancia del aporte de la tecnología al crecimiento económico, que Internet es un servicio básico y que nuestros teléfonos móviles y computadoras portátiles se han convertido en herramientas esenciales de trabajo.

Mucho de lo que hasta el momento se ha manejado en forma virtual continuará por esta vía, razón por la que todos los actores incluyendo las personas, empresas y los que diseñan e implementan las Políticas de Estado, deberán invertir en los próximos años en más y mejor infraestructura de Internet para soportar el acelerado crecimiento que estamos viviendo y que continuará en los siguientes años.

 

 

    • Creatividad e Innovación en las empresas

Como consecuencia de la pausa económica, el Banco Central de Costa Rica hizo una proyección de crecimiento del PIB real para el 2020 de -3.6% respecto al 2019. Además de la proyección oficial del ente emisor, la cuál es una consecuencia de la destrucción de oferta y demanda real provocados por el confinamiento, los consumidores en Costa Rica deberán ponerse al día en sus créditos bancarios, cuotas de servicios públicos y hasta en el pago de impuestos que han sido sujeto a acuerdos de moratoria debidamente autorizados por el Poder Ejecutivo o dispuestos por algunas entidades financieras privadas. Entonces, la situación es muy retadora para las empresas porque se enfrentan a la urgente necesidad de tomar la creatividad e innovación como un proceso de suprema prioridad en los negocios si quieren sobrevivir. Sin excepción, todas las empresas deberán reinventarse para ofrecer productos y servicios con un altísimo valor agregado que supere el costo para los clientes para así generar una recuperación en las ventas. Se recomienda para estos procesos la implementación de Design Thinking y revisión de los modelos de negocio para enfrentar esta realidad actual.

 

 

Fecha de creación: May 04, 2020

Publicado por: Oscar Torres

Comentario

Agrega tu comentario

Somos Talent Hunters expertos en encontrar al mejor talento para su empresa. Respaldados por 25 años de experiencia en: Executive Search en Latinoamérica.

OPORTUNIDADES

Somos Talent Hunters expertos en encontrar al mejor talento para su empresa.

© Search 2020